sábado, noviembre 15, 2014

INTERSTELLAR. La Odisea Cósmica de Christopher Nolan


¿Es Interstellar la película más esperada del año? Para muchos desde luego que sí, para mi no, ni de lejos. Pero oigan, iba con las expectativas muy bajas por culpa de Christopher Nolan. Lo que hizo con Dark Knight Rises es para que le cuelguen y lo que aportó a The Man of Steel… para que acaben con toda su posible descendencia.

Sin embargo con Interstellar, el Nolan que “vemos” en pantalla es el de Memento, el de Inception y el de mi adorada “The Prestige”. La cinta además cuenta con un lujo de actores, con el gran Matthew en cabeza, seguido de mi también adorada Jessica Chastain, Michael Caine, Casey Affleck o Matt Damon… calidad a raudales.

Me ha gustado mucho casi toda la película (luego hablaremos del final) desde el comienzo Nolan, ha optado por mostrar un futuro indeterminado, con unos avances claros en la tecnología de drones o droides, pero sin que los coches vuelen y todas las televisiones sean holográficas por ejemplo. Es decir, un enfoque realista. Lo que viene a contar es que nos hemos cargado el Planeta y lo vamos a pagar.

Interstellar arranca enseguida, dura casi tres horas, pero en nada y menos tenemos al protagonista a bordo de una nave cuya misión es encontrar un nuevo mundo. Homenaje claro a clásicos de la ciencia ficción con el referente directo de “2001: Odisea en el Espacio”. Interstellar es un película sumamente ambiciosa, cuidada hasta el extremo en todos los detalles.

Una cinta que pese a que gran parte del metraje se basa en el interior de la nave, la intensidad de las actuaciones, de los diálogos es tal, que consigue mantener el interés en todo momento. Aunque el gran Matthew se lleva la voz cantante, el resto del reparto está muy equilibrado y todo el mundo tiene su momento de gloria en esta fantasiosa y fantástica película.  Producción que combina realismo, drama, aventura y pasajes ciertamente oníricos. Nolan siempre ha sabido muy bien combinar los géneros con los que trabaja y posiblemente aquí haya tocado pecho, no me parece su mejor película, pero quizás si que sea la más equilibrada.

165 millones de dólares ha costado Interstellar, una cantidad que está muy bien aprovechada, porque hay momentos que son de esos que te dejan con la boca abierta como por ejemplo el planeta acuático o el planeta helado, planeta donde veremos uno de los males de Nolan, el de las peleas absurdas y es que aquí hay una escena de acción tan gratuita y tonta (en la ejecución, que a nivel de trama si está bien metida) como la que vimos en su momento en Inception. Como he dicho, la nueva película de Nolan es muchas cosas y una de ellas es un disfrute visual para toda la familia.
  

Ahora viene el pero. Y es que creo que Nolan nos toma a todos por gilipollas con el final de la película así de simple. Ya habían avisado que Nolan tomaba las leyes de la física y que sencillamente las reinventaba desde un punto de vista teórico. Tanto, que lo que aquí cuenta al parecer ha hecho plantearse algunas cosas a parte de la comunidad científica.

Yo la verdad es que no le doy tanto mérito, toda la parte final a parte de rozar el surrealismo (incluso para una película de ciencia ficción) es un tremendo “por mis cojones y porque sí” por parte de Nolan. Una especie de final de Perdidos pero bien atado y sin cabos sueltos ¿consecuente con las pistas que van soltando en la película? Sí claro, eso desde luego, además el final se apoya en todo tipo de flashbacks para explicarlo bien. Pero esto no quita que sea una gilipollez como la copa de un pino.

Por lo menos lo que os puedo garantizar es que no aburre en ningún momento.

NOTA: 6/10

Pd. Hans Zimmer podría haberse esmerado un poquito más en la banda sonora, que menuda sosez.

3 comentarios:

Bel dijo...

Es lo que tu dices que nos trata como tontos. Las sobreexplicaciones en Inception,vale,porque luego te rallabas y molaba,pero aqui,lo de Ah una esfera y lo del papelito para Gargantua a un ingeniero es un poco O_o..Se me hizo pesada. Iba emocionada y segun pasan los dias plof plof

Anónimo dijo...

Actualmente la película tiene un fundamento científico bastante certero; inclusive el final está basado tanto en "bootstrap paradox" y en el hecho de que la gravedad como dicta la teoría de la relatividad, es uno de los elementos (sumado al tiempo mismo) que puede a travesar las dimensiones; hasta hablan del proceso de espaghuetificacion y como lo evitan; creo el diré te de la película científicamente va más en la toma de decisiones de los astronautas en si.... Pero científicamente nada de la película es descabellado ni el final ni las olas mucho menos la dilatación del tiempo debido a la gravedad

Yota dijo...

Muchas gracias por los comentarios.

Bel.

Eso me pasa a mi, cuanto más voy pensando en ella creo que menos me ha gustado XD

Anonimo.

Muchas gracias por la explicación, soy bastante lego en astrofísica o en como se llame la ciencia espacial. Supongo que eso es un acierto en lo referente al contenido técnico de la película. Pero sigo en mis trece... según voy pensando en ella, menos me gusta, pero ojo, como película, que igual como panfleto científico es la polla como bien dices.

Desde luego, algo ha debido hacer bien Nolan, porque no deja indiferente a nadie.