lunes, noviembre 03, 2014

LADRÓN DE LADRONES T.2 De tal palo... ¿tal astilla?




Bueno, que empieza la semana, así que creo que lo mejor es poneros una reseñita de una serie que está pasando un poco desapercibida en nuestro país, pero que es muy buena y adictiva. Estoy hablando de Ladrón de Ladrones, una serie creada por Robert Kirkman para su sello Skybound, así que se trata de una de esas colecciones de cómic que como aficionado siempre quiso leer cuando era crío.

Pues bien, Kirkman ha confeccionado la colección en arcos con escritores invitados, si el primer volumen contó con los textos de Nick Spencer (que en Image lo peta con Morning Glories, serie que ya ha sido abandonada por Panini) ahora tenemos a James Asmus, guionista del que no he leído nada, siendo uno de sus últimos trabajos la reciente serie regular de Gambito que apenas aguantó poco más de un año.

A los dibujos seguimos contando con Shawn Martinbrough, viejo conocido de Greg Rucka – que ojalá se pasase por aquí – que sigue demostrando ser uno de los mejores dibujantes de la actualidad, vale que su nombre nunca esté en las listas de artistas hot, pero es uno de los mejores narradores que he visto, es capaz de meter un buen número de viñetas por página y que cada una cuente algo sin que se entorpezca la lectura. Un lujo que no está al alcance de todos.

La verdad es que me resulta muy difícil escribir una reseña de este tomo sin desvelar nada, porque pasan muchas cosas y no todas son bonitas, seguimos con la historia de Conrad Paulson, al que el FBI y la comunidad de ladrones de guante blanco conoce como Redmond. El mejor ladrón de todos los tiempos, un tipo que puede hacerlo todo salvo dejar atrás su pasado. Hecho que intenta por todos los medios, pero la sangre llama a la sangre (y no necesariamente en el sentido más violento de la palabra) y tendrá que volver una vez más a las andadas.

En este segundo volumen veremos como en ocasiones su planificación puede contener elementos que se escapan a su control, como las armas (que Redmond tiene totalmente prohibidas en sus golpes) pueden ser necesarias (y no sólo para matar o disuadir). Sí, se que este párrafo y el anterior está lleno de segundas interpretaciones, de dobles sentidos, pero es que esa es la grata sensación que me ha dejado Ladrón de Ladrones. Nada es lo que parece, hay muchas posibles salidas y encima termina con un cliffhanger tan cojonudo.

Redmond sigue siendo el principal aliciente, un personaje estupendo, muy bien construido, con unos principios muy sólidos y que parece tener siempre la solución a los problemas. O casi siempre XD, el dilema que se plantea me parece brillante: seguir con su vida de redención imposible o ayudar a una causa perdida con el riesgo de perderlo todo, esa es la cuestión.

Espero leerme el tomo tres y sobre todo que esta serie cuente en España con algo más de aceptación, la suficiente para garantizar su continuidad y es que se cuentan por montones las colecciones que sacan Planeta, Panini, Aleta, Norma… que pertenecen a la editorial Image y que se quedan inconclusas por falta de ventas en nuestro país.

NOTA: 8/10

1 comentario:

XAVI dijo...

Esta serie es carne de "Vertigo". seguro que así tendría más seguidores y fama. Claro que, tal y como está ahora DC con su NEW 52 es para prenderle fuego a todo lo que publique (y a Scott Snyder), al igual que a muchos títulos de MARVEL.

Si es de Kirkman, seguro que vale la pena.