viernes, noviembre 14, 2014

SITGES 2014. ALLELUIA. Si consigues algo, no lo sueltes




Hola amiguitos, buenos días, ya estamos a viernes, así que supongo que estaréis algo más contentos y felices. Así que espero que alguien se anime y aunque sea por equivocación que comente… que esto empieza a ser frustrante la verdad. Aun así, vamos a continuar con el blog mientras se pueda, y como son las diez de la mañana significa que vamos con una nueva reseña de Sitges.

Hoy hablar de Alleluia, una película belga dirigida por el director galo Fabrice Du Welz, realizador que este año tenía doble representación el festival de cine fantástico de Cataluña, pues también estrenó Colt 45, una gran película de acción de la que hablaremos más adelante.

Ahora toca centrarse en Alleluia, una de las mejore cintas que he podido ver este año, un thriller sugerente que te atrapa desde el primer momento. La película nos cuenta la historia de Laurent Lucas, un timador que se dedica a vivir en grande a base de meterse en la vida de mujeres viudas, solteras o desconsoladas y desvalijarlas hasta que salta a su siguiente víctima. Un buen día topa con el personaje de nuestra Lola Dueñas y la cosa no será tan fácil.

Lola Dueñas borda su papel de mujer desamparada, necesitada del cariño de un hombre, pero su rol tiene un reverso muy oscuro y es que una vez que logre su anhelo, no lo dejará escapar. Y así Gloria, acabará uniéndose a Michel en su oleada de timos… timos que se terciarán en actos atroces, con las más inesperadas de las consecuencias, ciertamente, sin ser un filme de terror al uso, Alleluia ha sido uno de los filmes que más veces me ha dejado con la boca abierta estos últimos meses.

Esta afirmación anterior, es sobre todo gracias a Lola Dueñas, sus actos son totalmente impredecibles y en más de una escena se pasa de digamos… psicópata. Es curioso porque según leo, esta es la tercera vez que se lleva al cine esta historia, la primera vez fue en los años 50 y la segunda en los años 70. Tendré que ponerme con ellas, pero dudo que consigan ser tan perturbadoras como la versión de 2014. De verdad, lo de Lola en esta película es de Oscar. Un personaje desquiciado, que lleva el ser celoso a una nueva dimensión.

Grandes escenas y mejores interpretaciones es lo que nos ofrece Alleluia, momentos de comedia, momentos tiernos –la escena del cine- y momentos escalofriantes. Hay sexo, pero es tal la frialdad con la que se nos muestra que queda muy lejos de resultar erótico o sensual, en esta película el sexo es un fin para un medio, un arma con el que ganar la batalla .Con un final realmente perfecto, con la situación dando un giro de 180 grados con respecto a lo que se espera de un filme así, no puedo más que recomendar esta película que encantará a los fans del género.

NOTA: 8/10

1 comentario:

Anónimo dijo...

Puedo comentar desde el ordena!! No me cuadran las fotografías con lo escrito, parece otro tipo de pelio como futurista no?? aparte de salir en pelotas en casi todas,para utilizar el sexo como un fin. NO se si es de mi rol de pelis...estoy ya blanda para algunas cosas.