miércoles, noviembre 12, 2014

SITGES. THE WORLD OF KANAKO. El Descenso a los infiernos de un padre fracasado




Buenos días amigos, bienvenidos a una nueva reseña de Sitges 2014. Sí, otra más, de verdad que ya van quedando muchas menos. Además al ritmo de tres o cuatro a la semana, enseguida quedarán atrás y nos podremos centrar en la programación habitual del blog, tranquilidad XD

Hoy vamos con la segunda película que pude ver nada más llegar allí: The World of Kanako, un filme japonés dirigido por Tetsuya Nakashima, autor de la genial “Confessions”, una de mis películas niponas preferidas. Había ganas de ver esta cinta y la verdad es que me dejó un poco con el culo torcido, porque no es ni mucho menos lo que esperaba.

Cuando Kanako, hija pródiga y alumna intachable, desaparece, su madre no duda en llamar a su exmarido, un policía poco ortodoxo. A medida que la investigación avanza, la imagen idealizada de Kanako se va resquebrajando, dejando entrever que, bajo la excelencia, la chica esconde otra vida, más oscura y secreta.
Así reza la sinopsis oficinal. World of Kanako es una película de personajes, no de situaciones, o más bien habría que decir que es una película de UN personaje. El del padre de la protagonista, interpretado de manera magistral por Koji Yakusho, cuyo rol le dio el premio al mejor actor en Sitges.

Durante los excesivos 118 que dura la película, Yakusho ve como su vida da un vuelco, debe volver a la primera línea familiar, desempolvar todos sus contactos con los bajos fondos y con la ley y sobre todo ser fiel a si mismo si quiere encontrar sana y salva a su hija.

Estamos ante un filme con ritmo, pero con una trama confusa y un desarrollo muy atropellado. Toda la parte de investigación, de seguir pistas, de intentar resolver la situación está muy mal llevado y como comentaba más arriba, dos horas son demasiadas para que el único aliciente sea un personaje, muy agradecido de interpretar y de ver, pero llegados a un punto sus excesos cansan. Carisma le sobra y actitudes vistosas en pantalla como una violencia inusitada (incluso agrede a su mujer), un alcoholismo poco controlado y una tozudez llevada a la enésima potencia son sus señas.

Sin embargo, ante lo que no me queda otra que quitarme el sombrero, es con el impacto visual que me ha producido World of Kanako, toda una auto-reinvención realizada por el director Nakashima. Planos imposibles, primeros planos e incluso fragmentos de animación y viñetas sacadas directamente de un falso manga, que se funden con el mundo real. Los flashbacks e interludios que muestran la vida de Kanako en el instituto rozan el surrealismo, pero me han parecido de lo más brillante.

En definitiva un filme curioso, pero fallido en su ejecución que gustará a los fans del director y del actor protagonista.

NOTA: 5/10

1 comentario:

XAVI dijo...

Perdona una puntualización, el actor que aparece como protagonista en OLDBOY es Choi Min - Sik. Entiendo que pueda llevarte a error puesto que el parecido entre ambos en las cintas (la presente y la anteriormente citada) es notable.

Un saludo.