domingo, noviembre 09, 2014

SMASHING THE 90´S IV: Darkman (1990)


Hola amigos, bienvenidos a una nueva entrega de Smashing the 90´s, la sección temática de Los Archivos de Typhares donde rescatamos títulos de toda índole y condición estrenados en la fatídica última década del año pasado. De momento estamos repasando los primeros años, pero en próximas reseñas nos acercaremos más al nuevo milenio, palabrita del niño Jesús.

"Ahora soy todos y ninguno. Estoy en todas partes y en ninguna. Llamadme... Darkman".


Un científico que ha encontrado la fórmula para la fabricación de piel humana sintética es víctima de un atentado. Aunque todo el mundo lo da por muerto, consigue sobrevivir y rehace su rostro horriblemente desfigurado gracias a su descubrimiento. La nueva técnica, cuyos efectos sólo duran cien minutos, le permite adquirir las facciones de quien desee y vengarse así de los que destrozaron su vida.


Esta es la sinopsis de la fantástica película Darkman, dirigida por Sam Raimi en 1990 y que cosechó unos cuantos premios en algunos de los festivales de género fantástico más importantes del mundo (en mi querido Sitges por ejemplo). Viendo la película de pasada podríamos fijarnos en que las influencias de la serie negra, la nóvela pulp o el cómic de justicieros están muy presentes. No es para menos, porque Raimi durante años quiso dirigir una adaptación de “The Shadow”, pero no fue posible por cuestión de derechos.

La creación de este filme, el más costoso que manejo Raimi hasta la fecha con 16 millones de dólares de presupuesto (que recuperó de sobra, ya que simplemente en Estados Unidos la película recaudó 48) vino auspiciada por el éxito sin precedentes del Batman de Tim Burton el año antes, de hecho si os fijáis en los primeros años 90 se estrenaron multitud de películas basadas en cómics como Dick Tracy, TMNT, Rocketeer, The Shadow, The Phantom… había mercado.

Darkman es una película 100 % Sam Raimi, de hecho este quería que fuera Bruce Campbell quien la protagonizase, pero la Universal quería otra cara y se optó por el entonces casi desconocido Liam Neeson, pero a punto estuvieron también de ganar el papel Bill Paxton o Gary Oldman, pero este último fue requerido por Coppola para Drácula. El papel femenino iba a ser de Julia Roberts ni más ni menos, pero finalmente fue Frances McDormand, ya que la Roberts fichó por Pretty Woman. No obstante, el mencionado Bruce Campbell está presente en la cinta, ya que hay un poster de Terrorificamente Muertos en el apartamento del villano y además Bruce, presta su voz para todos los gritos de terror de la película. Por eso, entre otras razones, hay que verla en versión original.

La película es una macarrada de cabo a rabo. Para empezar, en la primera escena tenemos al villano – Durant- ganando su territorio gracias a una ametralladora oculta en la pierna amputada de uno de sus secuaces. En dicha escena podemos ver por cierto al hermano de Sam Raimi, Ted Rami (el gafitas del Seaquest) que tiene un pequeño papel en la película. Darkman, es una cinta donde la acción predomina, una acción muy bien rodada. Raimi experimentó con la cámara, con sus cambios de plano, zooms donde Leam Neeson atravesaba ventanas y cristales y una violencia bastante burra.

El lenguaje e influencias del cómic está presente en todas partes. Darkman, tiene una fuerza sobrehumana pero el accidente no le da la capacidad de pelear usando artes marciales, el pobre, se defiende como puede. La escena final en el edificio es gloria bendita, así como la persecución en helicóptero, o el truco que hace con las máscaras artificiales (que me parece que sirvió de inspiración a Misión Imposible 2). Pero lo mejor son los monólogos grandilocuentes del protagonista, ya sean antes o después de su transformación. Que por cierto, el diseño me parece de lo más simple a la par que acertado, muy en la línea del que porta Vincent Price en “Los Crímenes del Museo de Cera”

A nivel técnico la película está muy bien, hay que tener en cuenta que tiene casi un cuarto de siglo, buenos efectos por ordenador para las máscaras que se desintegran, un croma decente para las escenas más arriesgadas y especialmente un maquillaje que quita el aliento, porque si pensáis que nunca veréis en condiciones a Darkman, os equivocáis, su asqueroso rostro está más que presente. No podemos olvidar la maravillosa banda sonora de Danny Elfman, que en muchos momentos, es un elemento definitorio en el filme a fin de darle mayor intensidad a las imágenes o relajar la tensión acumulada.

Por último destacar que la película dejó un notable legado. Una adaptación para NES, Game Boy y ordenadores de casette. Una adaptación de Marvel Cómics con guion de Kurt Busiek y dibujo de Mark Bagley. Dos secuelas sin Liam Neeson, pero con Arnold Vosloo (Inhotep en las dos primeras entregas de la Momia de Stephen Sommers) y una fallida serie de televisión de la que sólo se rodó el piloto.


1 comentario:

XAVI dijo...

Muy buenas, YOTA. Primero Sitges es un Festival de puta madre, a Tarantino me remito (si fuera un amigo de sus amigos reconocería que EN SITGES le encumbraron - junto con CANNES) así que, mejor que haga películas buenas y no comerciales que últimamente se está pasando de lo malo que es).

Segundo, DARKMAN, tiene influencias tanto del PULP como de los superhéroes modernos. Mola lo de THE SHADOW (por cierto, DINAMITE está haciendo actualmente una serie dibujada y guionista por HOWARD CHAYKIN) por lo sombrío y misterioso y de los superhéroes por los poderes y toda el aura de misterio.

DARKMAN es una história de origen más o menos sólida pero humilde. En cuanto a fotografía me recuerda al ROBOCOP de Paul Verhoeven pero en lo bueno. Esos fotográmas clásicos, exentos de pantalla azul, esos malos malísimos (DURANT - Larry Drake, este hombre merece más crédito), ese aire novetero...

Puede que comercialmente no fuera algo realmente grande pero como película de culto mola. Porqué a fin de cuentas, las pelis de CAMERON,

NOTA: "No obstante, el mencionado Bruce Campbell está presente en la cinta, ya que hay un poster de Terrorificamente Muertos en el apartamento del villano y además Bruce, presta su voz para todos los gritos de terror de la película."NO. Hay ALGO más si esperas al final de la cinta. Bruce Campbell podía haber sido el protagonista como actor fetiche de Sam "Spider - Man" Raimi pero, eso, lo dejo PARA EL FINAL (pun intended). Tanto BRUCE como TED [Raimi] son los actores fetiche de Sam Raimi, a XENA o a BRISCO COUNTY JR. o SPIDER - MAN (ojo al dato) lo dejo ahí. Raimi, como CARPENTER utiliza a sus actores fetiche (y me dejo a Jean-Pierre Jeunet con sus Dominique Pinon, RON PERLMAN y Leland Orser) para hacer productos que vale la pena ver.

DARKMAN es una película con sabor a clásico, como los THE PHANTOM o THE SHADOW. Un precursor a lo que después vendría, con más medios y mayor presupuesto.