domingo, diciembre 21, 2014

BICHOS COMO NOSOTROS VI: Wild West C.O.W Boys of Moo Mesa

Hola amiguitos, bienvenidos un domingo más a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares, puede que últimamente me hayan fallado un par de post diarios, pero los de los domingos llevan casi un año fieles a su cita el último día de cada semana. No es fácil, pero me lo paso tan bien escribiendo sobre ellos que ya saben lo que dicen: sarna con gusto no pica.


Hoy toca “Bichos Como Nosotros” donde nos centramos en animales antropomórficos, para la entrega que nos ocupa vamos a viajar hasta 1992, año en el que boom de las Tortugas Ninja todavía estaba lejos de extinguirse y los productos derivados se sucedían por doquier, además el creador de la serie en cuestión no es otro que Ryan Brown, que trabajó durante mucho tiempo en las mencionadas tortugas.


Wild West C.O.W Boys of Moo Mesa, un nombre estrafalario para una serie de televisión casi desconocida en nuestro país (aunque en su momento fue emitida por Antena 3). WWC para abreviar fue producida por la ABC en su origen y primera temporada de las dos que tuvo (con un total de 26 episodios) y está protagonizada por toda una pléyade de personajes bovinomoroficos (toma palabreja) como vacas, terneras y toros, cuyo origen es bastante divertido.


A finales del siglo XIX un meteorito se estrelló en el medio-oeste americano y la radiación desprendida por este hizo que mutasen en esta nueva raza de anihombres, como estábamos en el salvaje oeste, la época de los cowboys, el código del honor, los duelos, los sheriffs y todo esto, pues estas fueron las reglas que se impusieron en un poblado que tenía su cantina, su banco, sus diligencias y sus malechores por supuesto, además el meteorito también los hizo avanzar tecnológicamente por lo que la serie está plagada de elementos de Steampunk y lo que se llama también Weird Science.


El elenco de personajes principal, estaba formado por Mariscal Montana Moo (los juegos de palabras son constantes, no se como fueron traducidos al castellano), el forzudo de Dakota Dude, el ligón Cowlorado Kid, el Mayor Oscar Bulloney y el Sheriff Terrorbull. La verdad es que los “buenos” estaban bastante bien y creo que uno de los principales problemas que tuvo la serie fue que no supo dar con unos villanos con carisma o unas contrapartidas adecuadas. No obstante, para la época que corría, 26 episodios estaba bastante bien.

Antes hemos comentado que la influencia de las Tortugas Ninja es más que evidente, pero es que además, nuestros c.o.wboys se encontraron varias veces con Leonardo y compañía en las páginas de Tales of the TMNT de Mirage Studios. No obstante, también contaron con una serie limitada y una serie regular publicadas por Archie Cómics. Marvel Comics intentó hacerse con los derechos para su sello Star Comics, pero no tuvo suerte.

   
Como toda buena serie de éxito, el merchandising no se hizo esperar y un poco antes incluso del estreno de la serie,  se publicó una serie de figuras de la compañía Hasbro (se apostó fuerte como veis, pues Hasbro era y es uno de los pesos pesados del sector), consistente en diez figuras basadas en los personajes y varias naves. Curiosamente, más de una década después se lanzó una serie limitada de tres figuras de un tamaño mucho mayor en plena fiebre de nostalgia por todos los productos animados de los ochenta y los noventa.


No podíamos terminar este artículo sin pararnos a hablar del genial videojuego de Konami que se lanzó a todos los salones recreativos en 1992 y que nunca tuvo conversión a los sistemas domésticos. Este juego se podría considerar un port de otro de la compañía, Sunset Riders, creado un año antes. Se trataba de un avanza y dispara lateral muy divertido y colorista y que permitía la acción de hasta cuatro personajes a la vez.

1 comentario:

Lecram dijo...

Ostras!!! De pequeño me encantaba esta serie. Recuerdo que también jugaba al videojuego en los recreativos de mi barrio. Menudas viciadas y cuanta pasta se tragó esa máquina. :) Que tiempos aquellos.

Muy buen artículo.