sábado, diciembre 20, 2014

EXPOCÓMIC 2014. 17 años, recortes y olé!


 
Antes que nada, pido perdón si hay algún seguidor del blog que se haya sentido abandonado en la última semana, por diversos motivos (sobre todo la falta de ganas) no he podido postear de forma regular, aunque a decir verdad debido a la masiva bajada de comentarios y de visitas, tengo la sensación de que a nadie le importa, pero bueno, vamos a darle una oportunidad más al blog y si de aquí a un par de meses la cosa no remonta, creo que lo mandaré a tomar por culo XD

Pero dejémonos de dramatismos baratos y entremos en faena, hace casi una semana que terminó el Expocómic de este año 2014, con esta edición van diecisiete y creo que sin duda esta última será recordada como el año de los recortes. Para empezar pasamos a tres días en lugar de cuatro, en el pabellón de cristal de la Casa de Campo en lugar de ocupar dos plantas, se ha ocupado solo una y el viernes en lugar de abrir a las diez, se abrió a las once, aunque esto último le está bien empleado a los gilipollas gumías que hicieron noche por un dibujo, de algún artista que a buen seguro o ya tenían o les daba igual, pero el síndrome de acumular es lo que tiene.

Tengo que advertir que aunque este artículo pueda parecer destructivo, no es mi intención, personalmente me lo pasé en grande, disfruté de tres grandes días con amigos de aquí y de fuera (no os voy a enumerar porque no quiero dejarme a nadie), me compré unos cuantos cómics chulos y baratos (aunque lo de que el Rincón del Cómic trajese sólo tomos y no grapas de un euro como el año pasado, fue un jarro de agua fría) y conseguí unos cuantos dibujos sin tener que hacer un esfuerzo titánico.

Creo que con este son tres los años que ya he dejado bastante de lado el tema de conseguir sketches de manera descerebrada (nunca he hecho noche, pero si que me he presentado cuatro horas antes de la apertura de puertas) y la verdad es que no lo echo de menos, los dibujos me molan, pero ya no a cualquier precio. En lo que me quito el sombrero es la organización a la hora de conseguir artistas, este año puede que no hubiera ningún hot artista, pero ahí tuvimos a Sarah Pichelli (por primera vez en España), Tom Raney y Gene Ha (de los que ya tenía dibujos), Jill Thompson o el gran David Messina. En total fueron más de cien artistas, así que el quisiera un dibujo entre sesiones de firmas de la organización y de estands lo tenía prácticamente asegurado.

Sobre los estands, debo felicitar una vez más a Joseba Basalo, ya que cada año va a más y en esta edición contó con una treintena de artistas y sesiones de firmas A TODAS HORAS, además creo que el salón les fue muy bien y que agotaron muchos títulos, me alegro mucho, porque cada vez les compro más gracias a que apuestan por material por el que no parecen apostar las grandes y eso se agradece. En su estand, conseguí un dibujo de Batgirl de Fernando Dagnino y una Tormenta Punk de Víctor Ibáñez. También pagué por una comission baratita de Nacho Fernández de Vegetal de Dragon Fall y en lo que respecta a las firmas oficiales, ya os digo que sin madrugar conseguí el número tres para David Messina (me hizo un Optimus Prime), el uno para Emma Ríos (un Daredevil) y el cuatro para Xermanico (un lobo de Injustice alucinante). Y sin esfuerzo, es cierto que en los de Aleta estaban siempre afincados los gilipollas de siempre que hacían varias colas a la vez, pero eso no me amargó.

Sobre las exposiciones, me gustaron mucho las dedicadas a Flash Gordon –que está de aniversario- y la de mujeres en el mundo del cómic. El tema general de este salón fue la mujer historietista y sobre ellas hubo dos charlas bastante interesantes, una moderada por mi buen amigo Moisés y otra donde Jill Thompson se vino arriba cosa mala y para darla por terminada hubo que arrancarla el micro de las manos, así de surrealista que fue.

Voy a terminar con algo de polémica, según la organización han sido 30.000 visitantes los que han acudido al salón, se de buena tinta que en Expocómic son serios con estos datos, no como en Ficómic que cuentan como público hasta a las personas que pasan en metro por debajo, pero debo decir que me parecen muchas, porque en ningún momento tuve esa sensación de agobio que he tenido otros años, el mal tiempo fue clave para que el sábado por la tarde el salón no estuviera atestado. Lo que si os puedo garantizar – y quizás case con el dato oficial de las 30.000 personas – es que nunca había visto unas colas tan largas para comprar la entrada en taquilla y eso que este año también se podía comprar on line.

Sea como fuere, Expocómic es mi salón y aunque este año no fueron editoriales como ECC o el mini estand de Panini y que la mayoría de tiendas fueran de objetos otakus o videojuegos, pueden seguir contando conmigo por los años que sean.

7 comentarios:

Jerusalem dijo...

Ey, aquí uno que todos los días se pasa por tu blog, y me leo todos tus post. En el mio entra poca gente también y quitando tu no comenta nadie, pero como siempre digo, mientras que me entretenga escribiéndolo seguiré con ello. Animo.

Ya de paso feliz navidad.

Yota dijo...

Eh, gracias colega!

Se que tu eres de los fijos de la parroquia. normalmente me da igual, pero a veces tengo el punto gruñón y me cabreo.

Aquí seguiremos.

Felices fiestas

Santiago Bobillo dijo...

Un comentario para animarte, ja, ja, ja, ja.

Ahora en serio, si ves que ya no puedes con el blog, aunque me de pena dejar de leerte, abandónalo por un tiempo, para que te recuperes. Luego ya verás si dejarlo definitivamente o retornar con las pilas cargadas, pero no hagas nada que no quieras.

Un saludo.

Miguel Diaz dijo...

Me encanta tu blog no lo dejes. Lo miro todos los días y coincidimos en las opiniones tanto de cómics como de marvel.
De los mejores blogs que he leído.

Ismael dijo...

Yo llevaba un mes y medio trabajando en montes, así que no tengo idea de si había menos gente que otras ediciones (la última vez que estuve quizás fue el año 2005, durante la Javivi Experience).
Estuve el sábado, treinta y seis minutos en la cola desde las diez. Había fruta y botellas de agua, del día anterior supongo, aunque quizás se trataba de ofrendas al dios de los peluches. Andaba por allí una Bruja escarlata algo fondona.
Yo estuve en la charleta de la gallega de Astiberri. Por la tarde, en una presentación con Salvador Larroca sobre un libro ilustrado, y en la de Tebeosfera. El espacio era el mismo congelador de siempre, audiencias diminutas y algunos autores que no saben utilizar un micrófono. Los tenderetes de la segunda mano estaban muy bien, pero yo soy incapaz de aceptar que mi cole de la Patrulla X valga realmente trescientos euros. Ver que a la cole Forum de los Extra Superhéroes le endosan unos ciento veinte me provoca temblores; sólo busque un ratito, y no compré nada hasta la tarde, después de subir hasta Madrid Cómics a por dos novedades de noviembre que no encontraba en la feria. No, sí que compré un primer tebeo por la mañana, Cercenador. Porque lo vendía una muchacha que, quise imaginar, se trataba de la novia de alguno de los autores de la obra.
La verdad es que pasado mi momento Daredevil, demasiados estímulos tras tanto tiempo trabajando en los montes, supe pasarmelo bien mirando a los chavales disfrazados. Se han ganado unas colchonetas para el año próximo. Lo más simpático para mí ha sido la historieta con las instrucciones para las sesiones de firmas. Y ver los cuerpos encendidos de los jefizontes de Tebeosfera repartiendo cacahuetes en su caseta (¡verídico al 90%!). El disfraz más espectacular, una Lady Death.

Yota dijo...

Gracias por los comentarios!

Santiago

No viniste a Expocómic? Lo primero es eso, no hacer nada a desgana, ahí tienes toda la razón. De hecho viendo el historial del blog, este ha sido abandonado varias veces, lo que pasa es que ya hace mucho de mi última crisis en plan "abandono los 4 Fantásticos!"

Miguel: Gracias de verdad colega!

Isamel: Lo del tema técnico de las charlas, no me explico como no invierten aunque sea un poquito en mejorar el equipo, no se suele oir una mierda y el sitio tiene buena acústica.

jajaja, la historieta de AzA para las sesiones de firmas es muy buena, por lo que comentas creo que tu toma de contacto con expocómic tras casi una década ha sido positiva, pues me alegro colega.

Santiago Bobillo dijo...

Efectivamente, fui a Expocomic (estoy haciendo en mi blog la crónica dividida en varios días, por si te apetece echarle un ojo). De hecho, me parece que te vi acompañado de un colega, pero como estaba haciendo cola para una sesión de firmas no pude acercarme a saludarte, y luego no te volví a ver...