sábado, diciembre 06, 2014

QUINCE ETAPAS NOVENTERAS DE MARVEL A COMPLETAR Y REIVINDICAR


Uno de los máximos clichés del cómic, es que los noventa fueron una puta mierda, la peste, la maldición, el caos… una infamia tras otra. Yo no estoy de acuerdo, es cierto que me perdí el primer lustro de esa década como coleccionista de cómics, pero oigan, hay muchas joyas (aunque eso será fruto de otro artículo), hoy voy a enumerar una lista de obras de Marvel publicadas en tan fatídica fecha que he leído parcialmente, gracias a saldos o préstamos, o totalmente por otros medios menos “físicos”, en todo caso son etapas que me encantaría completar.
 

Daredevil de Joe Kelly. Sí amigos, antes de petarlo en Masacre, el bueno de J.K. se encargó de una breve etapa en los guiones del cuernecitos, un añito antes de que llegase Marvel Knights, una etapa divertida, optimista deudora de lo que hizo inmediatamente antes el gran Karl Kesel, a destacar que el legendario Gene Colan se encargó de unos episodios. Me gustó mucho como desarrolló el romance entre Foggy Nelson y Liz Allen.

X-Force de John Francis Moore y Jimmy Cheung. Una etapa francamente curiosa, un puñado de adolescentes como Bala de Cañón, Bum Bum o Sendero de Guerra, decidieron pasar de Cable y se marcaron una Road Movie francamente divertida, llena de emociones y con un tono muy desenfadado.

X-Factor de Howard Mackie y Adam Pollina. Sin dejar de lado el tema de trabajar para el gobierno. Mackie consiguió que un grupo formado por Dientes de Sable, Mística, Chico Salvaje, Forja o Shard, funcionase muy bien. Muchas conspiraciones e intereses ocultos y tramas tan chulas como la del asesinato de Graydon Creed. Todavía recuerdo con cariño el episodio en que Dientes de Sable se rebela, menuda bestialidad.


Generación X de Jay Faerver y Terry Dodson. Estos autores convirtieron en una escuela en toda regla la academia de Massachusets, abierta para todo tipo de alumnos y los miembros de Generación entre drama hormonal y drama hormonal, salían de misión con unos uniformes la mar de chulos.

La Saga del Infinito. Aquí doy por hecho que Panini la reeditará en cuanto se acerquen las pelis de los Vengadores. Starlin se curró una serie de sagas de lo más cósmicas y trascendentales, sin olvidarse la diversión, además leyéndolas, podías hacerte una idea bastante general de cómo era el Universo Marvel de por aquel entonces, porque salían prácticamente todos los personajes de la editorial.

Estela Plateada de J.M. De Matteis y Ron Garney. Hablando de personajes cósmicos, la trascendencia y drama existencial estaba presente en cada página. A Norrin pocas veces le han escrito tan bien. Y además buena parte de sus aventuras estaban ancladas a la Tierra, un elemento a menudo extraño para el personaje.


Los 4 Fantásticos de Tom DeFalco y Paul Ryan. DeFalco mató a Reed Richards y casi hasta nos lo creímos. Durante su larga etapa, DeFalco (que acababa de ser destituido como Editor Jefe de Marvel) hizo especial énfasis en el apartado aventurero del grupo y pobló el grupo de todo tipo de personajes: Sharon Ventura, Lyja (la trama en la que se hizo pasar por Alicia Masters fue genial), Scott Lang, Nathaniel Richards, Psi-Lord o Krystoff Von Muerte.

Deathlok de Dwayne McDuffie. Un personaje reboteado en los noventa (ya se hacían esas cosas), la nueva versión del Ciborg más famoso de Marvel fue la primera que estuvo plenamente incorporada a la continuidad y presente oficial de la Tierra 616 y su serie fue una pasada: violenta, dura… con un protagonista que estuvo puesto contra las cuerdas todo el rato.

Capitán América de Mark Gruenwald. Diez años dieron para muchas historias y aunque hay algunas un poco “discretas” como “Jauría de Lobos”, toda la trama que implicaba al Azote del bajo mundo tenía mucho ritmo y era bastante destacable. Eso sí, los artistas que le tocaron fueron más bien malos.


Darkhwak de Danny Fingeroth. No pongo el dibujante, porque supuestamente era Mike Manley, pero la serie fue totalmente irregular en el apartado artístico, pero solamente por la saga de “Corazón de Halcón” merecía la pena. Un nuevo personaje oscuro que hubiera dado mucho juego, porque apenas se nos contó el alcance auténtico de sus poderes.

Iron Man de Len Kaminsky. Al pobre Len le dinamitaron su etapa, prometía mucho, la saga Desde Las Cenizas, Las Garras del Mandarín o Heavy Metal, pero los crossovers editoriales y los dibujantes a porrillo y a cada cual más malo, le jodieron el invento. Una lástima, porque fue el mejor escritor de Iron Man en diez años.

Los Vengadores de Bob Harras y Steve Epting. Otra etapa totalmente ignorada que me parece bastante superior a la de Hickman por ejemplo. Y también usaba a personajes a tutiplén, quizás demasiados, porque héroes como Rabia o Spider-Man fueron miembros y villanos como El Hombre de Arena también se subieron al carro de los Vengadores. De todas formas, quien la haya leído seguro que recuerda con agrado la saga de Proctor.


Spectacular Spider-Man de J.M.DeMatteis. Unos tebeos que nunca se han reeditado en España donde el Buitre es uno de los villanos destacados, La Rosa o la mítica saga de la Muerte de Harry Osborn, verdaderamente lacrimógena. Una pena que nos quedásemos sin un tercer coleccionable de Spider-Man.

Motorista Fantasma de Howard Mackie y Mark Texeira. Otra molesta costumbre de los años 90 era la de cambiar al héroe bajo la máscara. Así perdimos de vista un tiempo a Johnny Cage (que volvió enseguida) y tuvimos con nosotros al majete de Danny Ketch, que desde el principio se llevó una detrás de otra y tuvo que aprender a adaptarse a su oscuro pasajero (que luego va Dexter y se queja), los oscuros lápices de Texeira le iban como anillo al dedo.

Thunderstrike de Tom DeFalco, otro personaje clónico. Su cabecera propia apenas duró 24 números pero fue legendaria. DeFalco enfocó la serie como un Thor obrero, que tenía que preocuparse de su hijo y de sobrevivir al acoso del villano “Hacha Sangrienta”. En España apenas se publicó el primer año de la serie.

11 comentarios:

The Korinthian dijo...

ufff, sólo la saga del infinito (y no toda) y el motorista...del resto pasé pero bien...

Yota dijo...

Gracias por el comentario Javi

Pasaste tú... y el resto de la humanidad, por eso hago este post para reivindicar.

Los noventa son defenestrados salvo cosas como Marvels y poco más, de ahí que haciendo algo de memoria me hayan salido este puñado de tebeos más que potables.

Mo Sweat dijo...

Puede que haya cosas potables, que las hay, pero para mi el nivel global es infinitamente inferior al de la década anterior.

Yo también destacaría el ClanDestine de Alan Davis, tal vez el mejor dibujante de comic-books de los 90.

Saludos.

Dr Nigromante dijo...

De los que nombras solo debo decir que detesto totalmente al Thunderstrike de Defalco, realmente una de las peores lecturas que he tenido en mi vida.

Me encantan claro el Daredevil de Kelly, Silver Surfer de DeMatteis y el Capitán America de Mark Gruenwald que es un clásico.

Realmente no me parece que todo lo salido en los 90's sea malo, hay etapas muy buenas, pero en general... Pues sale perdiendo frente a lo publicado en otras decadas

Yota dijo...



Gracis por los comentarios.

Mo Sweat. Desde luego que si comparamos con los 80 que fue la década de consagración definitiva de Marvel, pues pierde por goleada, pero sinceramente creo que los noventa fue de momento bastante mejor de lo que llevabamos de década actualmente.
Clandestine la tengo completa en un retapado de Forum, por eso no está incluída.

Dr. Nigromante. ¿tan malo el Thunderstrike de DeFalco? Vaya.... yo me he leído la serie entera y creo que es muy digna, muy épica sobre todo al final, pero como siempre cuestión de gustos.

De nuevo gracias a ambos por comentar.

Angel Luis Guerrero López dijo...

¡Me extraña no ver por ahí el Hulk de Peter David! ¿Olvido o no te gustó?
Por cierto, Adam Pollina estuvo en XForce con Francis Moore (además del que citas, Cheung), pero nunca estuvo en XFactor. Creo que el XFactor que aplaudes es el de Mackie con Jeff Matsuda, si mal no recuerdo.

Yota dijo...

Gracias Angel!

Es cierto Jeff Matsuda, se me fue el dedo. Sobre Peter david, pues como comentaba en el post, el listado de obras es de cosas que tengo a medias en casa y me molaría completar.

Aunque es cierto que tengo el coleccionable de Hulk completo y no lo he leído... en su día me leí los primeros números, pero no me enganche :(

Espero ponerle remedio en breve

Angel Luis Guerrero López dijo...

No hay de qué. Y lo de Hulk, intenta leerlo cuando puedas, por lo menos para tener una opinión totalmente tuya y que no tengas que decir que te lo han contado. Hay gente que no ve esta etapa como algo tan maravilloso, pero para mí está a un nivel grandísimo tanto por guiones (donde Peter David tuvo el acierto de no anclarse en un único aspecto del personaje y lo hizo aventurarse en entornos muy variados, haciéndonos ver lo versátil que puede llegar a ser Hulk siempre que sea usado con coherencia) como a nivel de dibujantes, dónde podemos disfrutar de unos primerizos y, a su vez, potentes dibujantes como Dale Keown, Todd McFarlane o Gary Frank. Se les notaba sus ganas de agradar, de hacer las cosas bien, por encima de los defectos de novato que pudieran tener.

Yota dijo...


Supongo, que a lo largo del primer semestre me pondré con él, ahora mismo estoy terminando el de los 4 Fantasticos de John Byrne que compré de una tacada en enero de este año. Cremita.

Del Hulk de David si que leí algo del final, lo que sería el volumen dos y tres de Forum. Con Adam Kubert si mal no recuerdo, pero la parte memorable es la que me falta.

Ternin dijo...

Yo picaría con muchas.

Yota dijo...


Claro que sí colega!

Hay variedad y calidad!