domingo, diciembre 07, 2014

RECOMENDACIONES MUSICALES XXXVI: Powerslave de Iron Maiden (1984)

 
Hola amiguitos, bienvenidos un domingo más a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares, en este ya frío domingo de diciembre, nada mejor para entrar en calor que un disco de una de mis cinco bandas preferidas de todos los tiempos, Iron Maiden, uno de los grupos internacionales que más veces he visto en toda mi vida (si no el que más), llevaba tiempo queriendo hablaros del disco suyo que más me gusta: Powerslave, su quinto trabajo de estudio publicado en 1984.

Este disco debió de ser especial para la banda, al parecer fue concebido  por los de Harris tras quedar estupefactos contemplando las pirámides y los templos de Egipto, yo es un disco que tengo en LP, CD y Casette originales todos ellos, también fue mi primer toma de contacto con la banda, conocía al grupo de ver mil camisetas por las calles y de las portadas que pululaban por ahí (todavía recuerdo que me daba mucha cosa la cover del X-Factor) pero oigan fue escucharlo y amor a primera vista.

Antes de entrar en detalles, decir que en este disco se encuentra mi canción favorita de Iron Maiden “Flash of The Blade”, un tema que no han tocado NUNCA en directo, y eso que la gira de este álbum duró casi dos años y sirvió para grabar el “Live After Death”. Ya he dejado de soñar con que algún día la escucharé, en fin…

Sobre el disco en sí, tan sólo tiene ocho cortes, pero ninguno tiene el más mínimo desperdicio. Comenzando con la genial “Aces High” que en los bolos de la época – o de las giras de éxitos – suele ser también el primer corte e ir precedido del discurso de Churchill (si no me equivoc), el segundo tema es “Two Minutes To Midnight”, me encanta el ritmo de esta canción, no afloja ni un momento, recuerdo que me gustaban tanto estas dos primeras canciones que me pulía buena parte de las pilas del walkman, rebobinando la cinta para volver a escucharlas.

“Losfer Worlds” era de nuevo un tema instrumental, tras la ausencia de uno de estos desde el Killers, si bien es cierto, que no tiene la fuerza de “Transylvania” o de “Gengis Khan”, es muy bueno, aunque se hace un poco largo. La cuarta canción es la mencionada “Flash of the Blade”, todo un tiro a los sentidos, un trallazo digno de ser escuchado una y otra vez con un Bruce Dickinson pletórico a la voz, además la historia si bien no trata de Conan, poco le falta, porque es igualita.

“The Duelist” habla de la clase y la épica de los duelos de espada, épica a rabiar, sobre todo en el comienzo con un riff de guitarra de los que acojonan, menudos cambios de ritmo cabalgantes que tiene este tema, uff, me quito el sombrero. “Back in the Village” quizás sea el tema más “convencional” del Powerslave, técnicamente impecable como era de esperar.

El disco lo cierran dos de los cortes más largos que ha compuesto la banda, en primer lugar el que da título al disco “Powerslave”,un tema imprescindible, sobre todo en la parte instrumental y luego llegamos a “Rime of the Ancient Mariner”, basado en el poema homónimo de Samuel Taylor Coleridge, catorce minutazos de pura épica, yo personalmente le quitaría el interludio, pero que sabré yo de composición… en directo es la hostia, sobre todo en el tour de 2008 “Somewhere Back In Time”, todavía se me ponen los pelos de punta cuando me acuerdo.